Conectarse

Recuperar mi contraseña

Wang Xiang
Wang Yao
Últimos temas
» Sakura Feudal [Élite]
Jue Mayo 08, 2014 4:44 am por Invitado

» Looking For You
Lun Ene 13, 2014 1:00 am por Invitado

» Hatsukoi [Afiliacion Elite]
Dom Ene 12, 2014 12:53 am por Invitado

» Advertencia sobre foro afiliado "Amaranth"
Vie Oct 04, 2013 10:30 am por Invitado

» Espantando a los grillos (¿?)
Mar Sep 03, 2013 2:16 pm por Jahan Manzur

» Aviso de Censo
Dom Sep 01, 2013 3:28 pm por Wang Yao

» Yugi Oh! RPG [Élite]
Dom Sep 01, 2013 3:10 pm por Wang Yao

» O.W. {Foro rol anime-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Dom Sep 01, 2013 3:07 pm por Wang Yao

» Pirates of Hetalia [Afiliación Élite]
Dom Sep 01, 2013 3:06 pm por Wang Yao

World Wide StoryBuck Tic FansKiri no MachiESEl Reino de los Corazones Instituto Kazekuro
Souls & SwordsPiratesofhetalia
Este Skin ha sido diseñado en su totalidad por Annabeth, la cual lo ha cedido sin pedir nada a cambio. No copies. El staff ha sido obra de Ramona. Gracias por su tutorial de ayuda.
El contenido es obra de la administración de Hetalia Histórico. Idea original es de Ina y Elii. Diseño gráfico realizado por Elii e Ina. Todas las tablillas -sin contar las que venían con el skin- son propiedad de Hetalia Histórico. ORIGINALIDAD AL PODER.

Una nueva era empieza, la era de Brandeburgo-Prusia {priv Gilbert}

Ir abajo

Una nueva era empieza, la era de Brandeburgo-Prusia {priv Gilbert}

Mensaje por Gretel [Brandeburgo] el Lun Mayo 06, 2013 6:04 pm

La chica se encontraba en una pequeña salita, decorada con tonos dorados y platas. Había como unas seis mujeres alrededor de la pequeña niña, pues en ese entonces tan solo aparentaba unos diez años si llegaba. Totalmente sonrojada intentaba retenerse algún que otro insulto, porque aquello "no era apropiado para una señorita", según palabras textuales del duque de Hohenzollern. Siempre sus jefes le decían que debía comportarse como señorita que era y no ir pegando e insultando.

Por cierto, hablando del duque. Hoy era el día de su coronación, por eso estaba haciendo su máximo esfuerzo por no mandar a recoger amapolas al campo a todas aquellas mujeres que la estaban peinando, maquillando y adecentando para susodicha ceremonia. Se encontraba totalmente nerviosa, allí se encontraba también Gilbert, el que a partir de ese momento iba a ser su hermano, y a la vez, vasallo... es muy complicado mandar a alguien que aparenta ser mayor que tú, por lo que la muchacha seguramente no se iba a sentir cómoda en esa situación.

Las chicas se apartaron unos instantes para admirar como había quedado y saltaron nuevamente a abrazarla y decirle cosas como "que mona~", "adorable~" o "lindura~", lo que hizo que la germana las invitara a salir de la sala amablemente -léase les grito tales barbaridades que seguramente habrían asustado a los países vecinos-. Se adecentó el vestido de color crema que le llegaba hasta las rodillas, haciendo un poco de campana y salió de allá para ir inmediatamente al lugar donde se celebraría el acontecimiento.


Su cabello era largo, aunque no tanto como lo llegaría a ser años después, pues en esas fechas lo llevaba a media espalda; este estaba lleno de tirabuzones -gracias a una de las mujeres a las cuales había echado a patadas-, y aunque no iba muy maquillada, se le notaba cierto colorete. Se empezó a sonrojar, no entendía porque se tenía que haber puesto tan guapa... al fin y al cabo, nadie se iba a fijar en ella, pues si lo hacían seguramente pasaría lo mismo de siempre. Cuatro insultos, un golpe y otro chico huyendo de ella como de la peste... ¿Por qué? Simplemente porque era una inútil en el arte del amor y no sabía cómo expresar el cariño hacia alguien a no ser que fuera pegándole o insultándolo.

Ella admiraba a Gilbert, lo describía en una sola palabra, "impresionante". Quizá a él no le hiciera gracia lo de ser un estado conjunto a ella, y menos ser el que no mandaba... tampoco estaba cien por cien segura, nunca se lo había preguntado; pero seguramente en cuanto se acabara la ceremonia no le hablaría... pero igualmente ella seguía admirando su manera de ser, siempre tan alegre, sin miedo a mostrar su cariño hacia la gente; en el fondo envidiaba aquella manera de ser.

Absorta en sus pensamientos, la muchacha no sabía siquiera hacia donde iba; pero un choque la llevó de nuevo al mundo real. No perdió el equilibrio, pero si estuvo un buen rato dando vueltas y haciendo malabarismos para no caerse. No quería que su vestido nuevo se dañara antes de la ceremonia, no después de lo que aguantó... no quería volver a aguantarlo- Perdón... ¡Pero has sido tú el que no miraba! -comentó algo avergonzada y muy sonrojada. Al levantar la vista observó a aquel Dios de ojos rojos como la sangre y cabello grisáceo... parecido al suyo, ¡Quizá tuviera algo en común con él!
avatar
Gretel [Brandeburgo]

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 04/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.